miércoles 23 de mayo de 2018

En la última semana del mes, el Secretario General de AOMA dio un reportaje con conceptos contundentes. La realidad impone definiciones y Héctor Lpalace las dio.

"“Existe una ofensiva muy grande desde el Gobierno contra la dirigencia sindical”" Héctor Laplace

En primer lugar Héctor Laplace explicó las razones de la no participación de AOMA en el 21F: “Hay que entender que AOMA toma la decisión (de no adherir) por motus propio y no está mirando la película de los últimos días, está mirando la de un pasado reciente”. Sobre el cambio de relación entre algunos dirigentes con el poder ejecutivo resaltó que “no podemos estar de acuerdo en algunas manifestaciones actuales cuando hasta diciembre estaban del brazo. No puede estar todo bien y de golpe tan mal como para ir a una manifestación de estas características”, explicó. A pesar de esto, aclaró que de ninguna manera están de acuerdo con la postura del gobierno en cuestiones sociales, económicas y políticas que lleva adelante.

 

En declaraciones al programa “De Ida y Vuelta” que se emite por la radio AM 1300 de la Ciudad de Buenos Aires, el máximo dirigente de los trabajadores mineros argentinos expresó que “No respaldamos a aquellos dirigentes que cometieron ilícitos, pero me gustaría que el poder político haga lo mismo con los dirigentes y funcionarios, sus propios pares, que tendrían que estar a la sombra”, en clara alusión a las graves denuncias que existen sobre funcionarios de primer nivel del gobierno de Mauricio Macri.

 

Laplace fue contundente al decir que los dirigentes sindicales “No estamos para defender a (Hugo) Moyano, pero mucho menos al Gobierno que no nos está dejando absolutamente nada” para mejorar la realidad de los trabajadores y los desocupados.

 

Al continuar sus críticas hacia las acciones gubernamentales dijo que “Hay muchísimas cosas que no hemos avizorado. Hace años que estamos esperando los camiones que venían a la Argentina con un montón de millones de dólares en inversiones” destacó entre otros reclamos puntuales como la gravedad que presenta para el salario la alta inflación, las promesas electorales sin cumplir y el enorme endeudamiento externo.

 

A pesar de su crítico análisis entiende que a las autoridades les “Falta mucho camino por recorrer, pero entendemos que hoy por hoy no estaban dadas las condiciones para esta marcha”, que se realizará en el país el próximo 21 de febrero.

 

Reiteró que a su entender “Hay una intromisión bastante delicada (del Presidente). Esta declaración que ha hecho él por el policía de La Boca - por el caso Chocobar-  es un ejemplo de cómo “el poder político no tiene que dar definiciones al poder judicial. Con esto nos podemos trasladar a los que están presos sin causas. Es muy delicado lo que estamos viviendo y creo que no nos va a conducir por los mejores caminos. Indudablemente había un interés de encarcelar a quienes podían ser dirigentes de oposición. No tenemos ningún interés en estar defendiendo a alguien que este ajeno a la ley, pero no podemos dejar de decir que hay una clara manifestación de la política con alguna dirigencia”, a lo que no escapa el sindicalismo nacional dijo.