viernes 26 de febrero de 2021

Seguramente cuando estás allá en la mina o cuando vas en viaje, muchas plantas pasan desapercibidas, pero cada una tiene su encanto y hacen de aquel paisaje un lugar exótico y atractivo. Y los coirones tienen un encanto particular.

Te invito a conocerlos para que en tu próxima subida no dejés de verlos. A la vista parecen plumerillos que se encuentran esparcidos por todo el paisaje.

Sin duda es el pasto más abundante en las laderas desérticas ya que forman matas de hasta 15 o 40 cm. de altura.

 

¿Cómo son?

Los coirones son gramíneas perennes y las reconocerías porque forman matas bajas y compactas. Tienen hojas duras y punzantes, con alto contenido de sílice y gruesa cutícula.

Es una especie perenne y forma matas grandes, verdes y brillantes de 3 a 8 dm de altura.

 

¿Qué se sabe de sus raíces?

Al tener sistemas de raíces superficiales, durante la sequía del verano soportan condiciones más extremas que los arbustos, cuyas raíces más profundas alcanzan fuentes de agua inaccesibles para los coirones.

 

¿Y de sus flores?

Sus flores son pequeñas, y dispuestas en panojas (conjuntos o inflorescencias). El viento dispersa su polen. Dan un pequeño fruto seco, con aspecto de semilla.

 

¿Por qué se presenta tan seco?

Muchas matas de coirones mantienen una buena proporción de hojas muertas, aunque forman hojas nuevas todo el año, sin un período de letargo definido.

El crecimiento de los coirones se beneficia al abrigo de arbustos.

 

¿Dónde se encuentran los coirones?

Crecen desde La Rioja hasta Tierra del Fuego, entre 500 y 4300 msnm. Pero además, es característica de la isla de Tierra del Fuego y del sur de la provincia de Santa Cruz y las Islas Malvinas. En lomas, faldeos y pequeñas planicies forman matas muy grandes, sumamente apetecidas por los animales; es de las forrajeras nativas más importantes de la zona.

 

Un dato curioso…

El coirón amargo es alargado y punzante en un extremo, y con un apéndice plumoso en el opuesto, semejando una flechilla. Sería una adaptación para enterrarse en el suelo, ya que al hidratarse, gira a la manera de un tirabuzón.

¿Sabías que en el campo se usa para techar barracas?