miércoles 21 de noviembre de 2018

AOMA abrió sus puertas en enero al primer taller de moldería y diseño, con cursos que duran aproximadamente un mes, y que brindan herramientas laborales para las modistas de San Juan y quienes quieren ingresar en el oficio.

Con lápiz, goma, papel madera, escuadra de modista y fotocopias, un grupo de mujeres se ha capacitado en moldería para diversas prendas; habiendo terminado recientemente el taller específico de moldería de pantalones.  Los talleres se aprueban con la confección de una prenda, sin importar en que textil se realice.

“Comenzamos en enero de este año tras una conversación con Gustavo Rodríguez en la cual le comentaba lo que yo estaba haciendo en Rosario (Santa Fe) que daba clases de moldería y diseño en la escuela de Roberto Piazza. Me  dijo que estaría bueno poder hacer unos talleres para las esposas de los afiliados y público en general como salidas laborales. En enero como estaba de vacaciones acá  le dije que lo intentáramos. Pensamos en un taller general como para 10 personas,  y vinieron 60. No lo podía creer, en enero trabajé más que todo el año. Fue genial”, recordó Daniela  Ortega, la diseñadora que está a cargo de la actividad.

Los talleres han despertado el interés de mujeres vinculadas con AOMA como así también de otras que no, además de personas con experiencia que buscaban capacitarse mejor, y de otras que dan sus primeros pasos emocionadas.  “Se trabajó todo lo que es la moldería base, para que las chicas aprendieran a hacer moldes, por ende, a realizar prendas desde una falda hasta una remera. Y vimos un par de transformaciones con las chicas que tenían más experiencia. Así al molde base de una remera a través de la transformación lo pasas a una blusa, siempre metiéndole diseño”, explicó Daniela mientras terminaba de ordenar los certificados que minutos después entregaría a sus aplicadas alumnas.

La experiencia exitosa de enero hizo que el taller continuase con prendas específicas a lo largo del año, hasta que Daniela decidió instalarse nuevamente en la provincia. Descubrió que en San Juan no se enseña la moldería con diseño como lo hace ella, y decidió seguir apostando y enriqueciendo a sus alumnas que cada día son más. “En el grupo hay gente que me sigue desde enero que siento que me ha tomado afecto y me siguen a lo que haga; y también chicas nuevas, siempre está la rotación con gente nueva y eso me gusta. Son talleres abiertos no solamente para el afiliado de AOMA, vienen chicas de empresas que trabajan haciendo prendas y vienen a capacitarse. A mí en lo personal me gusta que la gente fluya y vaya rotando”, agregó.

Daniela ha sido parte del staff de profesores del Instituto de Alta Costura de Roberto Piazza (foto vestido rojo representando el fuego) donde estudió y se capacitó. En San Juan tuvo el honor de ser parte de un workshop dictado por el diseñador francés Lamyne M. Hoy, ofrece todo su talento en el salón de AOMA para que otras mujeres también se enorgullezcan con sus producciones originales.

A futuro

Antes de que finalice el 2018, el objetivo de Daniela es poder dar charlas de textil cuyo objetivo es que las asistentes puedan reconocer desde la construcción hasta el uso del textil para tal o cual prenda.

Para el 2019 quiere avanzar con los talleres de faldas de cóctel y pantalones con estilos diferentes a los realizados este año. Además de un taller de reciclado cuyo objetivo es reutilizar prendas para no provocar desechos.