domingo 22 de septiembre de 2019

Comenzaron a dictarse en mayo de este año y participan 13 adolescentes.

Siempre comprometidos con la sociedad calingastina, Casposo creó un espacio para brindar clases de teatro en el CIC de Villa Calingasta. El taller empezó a mediados de mayo y continuó durante todo el año.  

El encargado del taller es Maico Milla, oriundo de La Isla, Calingasta, quien se perfeccionó para la ocasión. En total participan 13 adolescentes, sin embargo cualquier persona mayor de 12 años puede unirse de manera totalmente gratuita y sin necesidad de tener experiencia en prácticas teatrales.  

Desde la empresa aseguraron que en este espacio lúdico, los adolescentes no sólo juegan, sino que también aprenden dinámicas teatrales y sobre la vinculación con sus pares mediante ejercicios de expresión corporal.

El objetivo de cada encuentro es aumentar la capacidad creativa de quienes participen y motivar a cada joven a que, a través de la improvisación y juegos teatrales en interpretaciones reales o ficticias, puedan expresar emociones, miedos, sensaciones, dudas inquietudes. Así,  se apela a que través de las actuaciones el público sienta esas realidades y se identifique con ellas. 

A través de esta iniciativa, los adolescentes aprenden a dejar a un lado la timidez, a conocerse y aceptarse, a relacionarse con otras personas y a mejorar las relaciones interpersonales. Gracias al teatro también logran reforzar la autoestima, aprenden a expresarse y sobre comunicación corporal y verbal mientras juegan. 


Fuente e imágenes: Valor Compartido