lunes 14 de octubre de 2019

Aspirando a deslumbrar con el tiki-tiki, el equipo de mineros disputó su tercer encuentro el sábado 29 de junio. El capitán, Maximiliano Olmos, charló con Minero Argentino sobre los detalles de su equipo.

¿Cómo armaron el equipo y de qué departamentos son?

Soy de Albardón de la empresa Minera Andina del Sol y todos somos compañeros del trabajo. Vivimos en distintos departamentos, hay compañeros de Iglesia, Santa Lucía, San Martín, Albardón, Rawson.

Surgió la idea desde la organización ya que empezaron a mandar mensajes para la conformación del equipo, y como nosotros sabemos jugar entre compañeros en Veladero en el campamento Amarillo, decidimos armar un equipo y así ingresar. Nosotros ya jugamos en los gimnasios del hotel Veladero y de Amarillo.

¿Cuáles son las dificultades de jugar en la altura?

El cansancio físico. Uno se cansa muy rápido, hay que estar muy bien para aguantar un partido allá, pero sobre todo al principio. Cuando uno sube las primeras veces y empieza a jugar al futbol uno corre 10 minutos y parece que se le va a saltar el corazón por la boca, no podés cambiar el aire. Recuerdo que me senté y miraba a los demás que seguían jugando y me preguntaba cómo podían estar jugando tanto y que uno esté muerto. Es todo costumbre, uno después con el tiempo se acostumbra. Y va agarrando ritmo sin ninguna dificultad.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para eso?

Por lo menos tres subidas, y ayudarlo haciendo actividad física acá para que arriba (en la Mina Veladero) te cueste menos.

¿Cómo les va en el campeonato?

No tan bien, llevamos tres partidos de los cuales hemos perdido dos y ganado uno, pero esto recién empieza. Lo importante es clasificar y ya en los mano a mano es otra cosa; ya empieza otro torneo, como quien dice.

¿Dentro del equipo hay alguien que coordina?

Entre todos, cada quien respeta su puesto y tratamos de ordenarnos sobre todo desde el arquero que es el que ve las jugadas desde atrás y ve los movimientos de todos los compañeros, y sino los defensores, y así irnos ordenando entre todos. No tenemos director técnico, yo soy el delegado y capitán, pero no mando a nadie, lo hacemos entre todos.

¿Quién decidió el nombre Tiki- Tiki?

Yo. Había algunos nombres que nos gustaban, pero ya estaban y traté de relacionarlo con el tema del fútbol por esto que habla el periodismo del buen juego: el tiki- tiki, aunque es lo que nos falta. Todavía falta mucho igual y estamos en búsqueda del tiki-tiki.